Inicio arrow Platos típicos
viernes, 22 agosto 2014
 
 


Madrid
Inicio
Comunidad
Hoteles
Callejeros
Vuelos
Restaurantes
Tiendas
Autobuses
Teatros

Te Interesa
Exposiciones en Madrid
La Música de Madrid
Fiestas en Madrid
Edificios de Madrid
Hoteles en Madrid
Turismo en Madrid
Musicales en Madrid
Vuelos a Madrid Barajas
Población
Moda Capital de España
Economía
Actividades en Madrid
A los Toros
Arquitectura de Madrid

Platos Típicos
Los platos típicos de Madrid son el resultado de la gastronomía de la ciudad: en su creación se combinan y se concentran la historia, el ingenio y las costumbres de los habitantes de la capital española.

El cocido madrileño es el más tradicional de los platos típicos de Madrid. Consiste en un estofado que contiene carne de vacuno, garbanzos, hortalizas y embutidos. Se presenta en tres vuelcos o platos: el primer vuelco es una sopa, el segundo contiene las legumbres y las hortalizas, por último se sirven los embutidos y las carnes. El cocido, plato popular por excelencia, suele aparecer en el menú de platos fijos -muy comunes en los restaurantes madrileños- los días martes.

Otro plato emblemático de la ciudad son los callos a la madrileña, una variedad de los callos consumidos en toda España. Se elaboran con carne de ternera o de cordero, a la que se agrega tomate y cebolla sazonados con laurel; a estos ingredientes se les suma chorizo, morcilla y jamón. Como ocurre con otros platos clásicos de la cocina madrileña, los callos a la madrileña son producto de la influencia de otras zonas del país: su introducción probablemente se deba a los inmigrantes asturianos que arribaron a la ciudad durante el siglo XIX.

La sopa de ajo, el tercero de los platos típicos de Madrid, es consumida durante el invierno por los madrileños desde siempre, para combatir el frío. Su receta fue incluso puesta en verso y musicalizada. Se elabora con rebanadas de pan, ajos picados, huevo batido y pimentón.

La costumbre madrileña del tapeo, consistente en consumir pequeñas raciones entre las horas de las comidas principales, ha generado una serie de platos que se encuentran en todas partes. Estos platos, llamados tapas, son en la actualidad parte fundamental de la gastronomía de la ciudad; se sirven en la barra de los bares y tabernas, casi a cualquier hora. De preparación rápida, algunos de los preferidos por los madrileños son la tortilla de patatas, los bocadillos de calamares y los huevos estrellados.

También es tradicional el besugo a la madrileña, un plato preparado al horno y que es típico en las épocas de Navidad.

La denominación “a la madrileña” que acompaña el nombre de muchos platos es una indicación corriente en bares, mesones y restaurantes. Significa que los platos ofrecidos, en general procedentes de otras regiones de España, adoptan en la ciudad un matiz propio. Y es ese matiz característico el que hace que los platos típicos de Madrid tengan un sabor único, parte esencial de su identidad.







 
Top!
Top!